Retratos de un viajero. 2010

8 Septiembre, 2012

Cada año por las mismas fechas solían instalarse en el mismo sitio unos hermanos gemelos y pelirrojos con la atracción preferida de muchos jóvenes impetuosos y con ganas de demostrar algo. Algunas veces me preguntaba como sería vivir como esos hermanos gemelos, de pueblo en pueblo y de aventura en aventura. O eso imaginaba yo; pero una vez que las brillantes luces se apagaban y la música ensordecedora cesaba y al acostarme con un zumbido incesante en mis oídos, cambiaba de opinión; sería cobardía o lucidez. Y como siempre después de cuatro días desaparecían hasta el próximo año. Seguramente siguiendo ese viaje itinerante con una rutina de la cual no puedo más que soñar. Intentar ponerme en su lugar sería más que aventurado por mi parte pero lo que sí tengo claro es que esa vida errante no está siempre rodeada de luces brillantes. Pinhole color slide film 4×5. Serie 3+2; 80×100 cm.